tutoriales

15 maneras de mejorar la animación de tu personaje

26 marzo, 2019
Califica esta publicación

Crear un personaje animado que sea creíble es un gran reto. Antony Ward ofrece algunos consejos profesionales para ayudarle a tener éxito

Desde que los humanos se han arrastrado sobre la superficie de la tierra, hemos estado fascinados con el arte y el movimiento. Los primeros dibujos de cuevas muestran que incluso el hombre primitivo trataría de dar la ilusión de movimiento colocando las extremidades en sus bosquejos de animales.

Hacia el siglo XIX, e incluso antes de la invención de la cámara de cine, Edward Muybridge utilizaba fotografías tomadas secuencialmente para ayudar a estudiar el movimiento humano y animal, imágenes que todavía se utilizan con frecuencia en la actualidad.

Mejora tus habilidades

Hoy en d√≠a estamos rodeados de animaci√≥n de una forma u otra, ya sea en el cine, la televisi√≥n o los m√©todos m√°s tradicionales. As√≠ que con la animaci√≥n a nuestro alrededor, ¬Ņc√≥mo puedes destacarte como animador y mejorar tus propias habilidades?

Lo que sigue son 15 consejos para mejorar la animación de tu personaje. Aunque algunos de ellos están dirigidos a la animación 3D, la mayoría también se pueden aplicar a otros géneros más físicos.

Observar personajes de la vida real

Respirar vida a un objeto que antes era inanimado puede parecer una tarea sencilla, pero son esos sutiles matices los que pueden ayudar a retratar la emoción y dar una verdadera sensación de pensamiento y consideración detrás de cada movimiento.

Observar a las personas, c√≥mo interact√ļan, c√≥mo se expresan e incluso c√≥mo se mueven es esencial para ayudarle a adquirir una buena comprensi√≥n, no s√≥lo del movimiento sino tambi√©n del tiempo y el peso. ¬ŅPor qu√© no tomarse un tiempo para salir, tomar un caf√© y observar el mundo que te rodea? (No te est√°s saltando el trabajo: ¬°es investigaci√≥n!)

Estudiar la psicología del movimiento

Para imitar verdaderamente a alguien, primero hay que entender sus movimientos, no sólo el proceso del movimiento sino también la intención. No estoy sugiriendo que dejes todo y te matricules en tu universidad local, sino que investigues un poco.

Todo lo que hacemos tiene un propósito, y la forma en que nos planteamos y nos sostenemos puede decir mucho. Entender los procesos de pensamiento detrás de por qué hacemos lo que hacemos, y cuándo, le ayudará a compartir esto a través de su animación.

Buscar referencias del mundo real

Coge un espejo y usa tu propia cara como referencia. A la hora de animar el rostro es imprescindible tener algo sólido a lo que referirse. Cuando se trabaja con locutores, la mayoría de los mejores estudios de animación los graban mientras establecen el audio para sus personajes. Este vídeo se pasa a un animador para que se refiera a él mientras trabaja, permitiéndole capturar las expresiones de los actores mientras hablan y se emocionan.

Si esto no es una opci√≥n, ¬Ņpor qu√© no usar tu propia cara como referencia? Agarra un espejo y repite las palabras, o simplemente recrea expresiones clave para darte un buen punto de partida desde el que trabajar.

Fílmese usted mismo

Representando la escena usted mismo puede darle el bloque inicial que necesita

Nunca se puede tener una buena idea de la forma en que una determinada animaci√≥n debe ejecutarse mientras se est√° sentado en un escritorio, y las referencias en l√≠nea s√≥lo pueden llevarle hasta cierto punto. Para entender c√≥mo y por qu√© un personaje debe moverse de la forma en que lo hace, ¬Ņpor qu√© no grabarte a ti mismo realizando esa acci√≥n?

Todos tenemos acceso a las c√°maras de v√≠deo en estos d√≠as, de hecho, la mayor√≠a de nosotros las tenemos en nuestros bolsillos. As√≠ que en lugar de usar sus tel√©fonos para seleccionar y Facebook, ¬Ņpor qu√© no salir de su asiento y grabarse en acci√≥n?

Act√ļa la escena t√ļ mismo, y no importa lo √°spero y vergonzoso que pueda parecer, esta grabaci√≥n te dar√° un bloque de inicio esencial para luego trabajar sobre √©l. La posibilidad de hacer una pausa, rebobinarla y revisarla en c√°mara lenta le asegura que capturar√° todas las sutilezas que de otro modo se perder√≠an.

Mantenga su rig simple

Animar con éxito en 3D no se debe sólo al talento del animador. La mayor parte de lo que pueden lograr depende en gran medida del rig que están utilizando. Un sistema rápido y genérico te dará las herramientas principales para usar, pero para darle a tu personaje esa ventaja, el rig necesita ser adaptado a las necesidades específicas del animador.

Un rig poco profesional también puede aumentar la carga de trabajo del animador. Si gran parte de la mecánica y los sistemas subyacentes son de fácil acceso, podrían ser editados accidentalmente, lo que provocaría la rotura de un rig.

Los mejores rigs son los que dejan al animador animar. Simplemente cogen al personaje y lo mueven sin ning√ļn sistema complicado con el que lidiar, o viajan constantemente con el artista t√©cnico porque la mand√≠bula est√° de repente al otro lado de la escena y no saben por qu√©.

La forma clave posa primero

Ver un mont√≥n de pol√≠gonos o arcilla de repente cobrar vida y mostrar emociones es realmente gratificante, pero eso no significa que tengas que apresurarte y concentrarte en cada pose en detalle, refin√°ndola antes de pasar a la siguiente. Trabajar en un √°rea peque√Īa a la vez significar√° que no est√°s viendo la imagen completa y esto puede resultar en que la secuencia no sea tan fluida o natural como deber√≠a ser.

Seguir un sistema de estratificaci√≥n le asegura que no est√° perdiendo un tiempo precioso. La primera capa debe ser de poses r√°pidas en cuadros espec√≠ficos, para tener una sensaci√≥n de tiempo. Luego, una vez que haya clavado los que puede ir a trav√©s y repetir el proceso, a√Īadiendo m√°s y m√°s detalles con cada nuevo paso.

Inicia con los ojos

Si observas a las personas en su vida diaria (no de manera acosadora, sino de pasada), te darás cuenta de que con cada movimiento intencionado viene una secuencia específica.

Primero los ojos se mueven hacia donde quieren ir, luego la cabeza y luego el cuello. Esto contin√ļa bajando por el cuerpo hasta que eventualmente se mueven a donde su enfoque fue dibujado.

Los ojos son lo que más nos atrae cuando miramos a alguien, y en la mayoría de los casos también son lo primero que se mueve antes que el resto del cuerpo.

Estudiar los efectos de la gravedad

La gravedad afecta a cada uno de los movimientos de tu personaje. La gravedad lo afecta todo, a menos que estés en el espacio. A medida que envejecemos, estamos en una lucha constante para mantenernos erguidos, lo cual nunca es más notorio que a través de nuestras partes sueltas y tambaleantes. Es esta atracción gravitacional, combinada con nuestra propia masa física, la que es crucial para capturar en cada movimiento.

Caminar, por ejemplo, es un movimiento simple, pero gran parte de la forma en que nos movemos está dictada por nuestra propia constitución física. Si usted es alto y delgado, entonces puede ser más ligero de pie, mientras que alguien con una figura más llena tendrá una caída de pie más pesada, con la cintura más hundida a medida que tratan de levantar la parte superior de su cuerpo.

Esto puede parecer un consejo obvio, pero es importante. Recuerde darle peso a su animación.

Cronometre los movimientos de su personaje

El mundo está gobernado por el tiempo. Aunque nuestros días son diferentes, todos nos movemos al sonido del mismo reloj. En lo que respecta a la animación, esta vez está bajo su control. Sin embargo, si se usa de forma irresponsable, los resultados pueden ser difíciles de leer y acabar dando al espectador una impresión equivocada.

Los movimientos m√°s felices y alegres suelen ser r√°pidos y agudos; por eso funcionan bien en los dibujos animados. Tambi√©n pueden ayudar a a√Īadir exageraci√≥n a un movimiento, y tambi√©n a√Īadir √©nfasis a medida que el h√©roe retrocede lentamente para accionar el punz√≥n, que se acaba en un abrir y cerrar de ojos.

Los movimientos m√°s lentos pueden significar lo contrario, y a menudo se usan para mostrar que el personaje se siente deprimido o molesto.

Mantenga el equilibrio de su personaje

Una de las primeras cosas que aprendemos cuando somos ni√Īos es c√≥mo levantarnos y dar nuestros primeros pasos. Hacer esto no es una haza√Īa f√°cil, ya que se necesita fuerza y, lo m√°s importante, equilibrio. Con cada paso aprendes a cambiar tu centro de gravedad para asegurarte de que no te caigas. El centro de gravedad es un elemento importante a tener en cuenta en la animaci√≥n.

Trate de pararse con los pies separados y levante la pierna derecha del piso, pero haga esto mientras mantiene la cintura quieta. Es difícil resistir la tentación de mover la cintura sobre el pie izquierdo para evitar que se caiga.

Cuando haces esto, estás cambiando tu centro de gravedad para mantener el equilibrio. Y, por supuesto, si tienes que hacerlo en la vida real, tendrás que asegurarte de que tus personajes también lo hagan.

Reciclar animaciones b√°sicas

Mantenga las animaciones b√°sicas en espera para que tenga m√°s tiempo para centrarse en las sutilezas

Este consejo en particular sólo funciona cuando se anima en el mundo virtual, pero es importante guardar las animaciones básicas y mantener un stock saludable de ellas listas.

Incluso si se trata de una bicicleta b√°sica para caminar o correr, puedes llevarla a una escena cuando trabajes en un nuevo personaje y darte una ventaja.

Una vez que hayas aplicado este movimiento base, con todas las posturas principales y fotogramas clave en su lugar, podr√°s dedicar m√°s tiempo a ajustar el tiempo, el peso y el estilo para que se adapten a la personalidad de ese personaje en particular.

Usar un modelo b√°sico

Anime con un modelo proxy simple para mantener su flujo de trabajo ligero. Manipular un modelo de alta resolución en la ventana de visualización puede terminar causando una tensión en su sistema, especialmente cuando el modelo necesita deformarse y moverse con un esqueleto u otros deformadores complejos. Esto se nota más cuando intentas reproducir la animación en tiempo real y descubres que sólo ves uno de cada diez fotogramas.

Cuando trabajes con el movimiento general de tu personaje, oculta el modelo de alta resolución y anímalo con un modelo proxy mucho más simple. Esta podría ser una versión reducida del personaje, o incluso unas cuantas cajas a escala para que se ajusten a las proporciones, pero esta versión te permitirá trabajar con fluidez en las principales áreas de movimiento antes de que vuelvas a traer el modelo de alto nivel de detalle para el trabajo de detalle más fino.

Anticipación, acción, reacción

Cada movimiento importante se puede dividir en tres áreas principales. Cuando usted rompe cada movimiento importante, puede dividirlo en tres áreas principales: Anticipación, Acción y Reacción. Si tomamos un simple salto como ejemplo, el personaje se dobla primero para construir poder, esto es la Anticipación. El salto en sí mismo es la Acción y luego el aterrizaje, con el impulso que los empuja hacia delante es la Reacción.

Este principio funciona con muchos movimientos, como lanzar un pu√Īetazo o balancear un bate. Tambi√©n puede ser utilizado en animaci√≥n facial, e incluso exagerado para un efecto m√°s c√≥mico.

Desplaza tus teclas

Lograr el flujo natural de un elemento que se arrastra detrás de tu personaje, como una cola, puede ser complicado. La raíz permanece fija a la pelvis pero el movimiento tiene que seguir hasta la punta como una onda.

Una manera rápida de lograr este movimiento es animar la base, y luego copiar esta animación al resto de las articulaciones. Inicialmente esto les dará a todos la misma acción, pero luego puede entrar y editar los fotogramas clave de cada articulación, desplazándolos hacia delante uno o dos fotogramas.

Esto esencialmente retrasa la acción inicial en las articulaciones superiores, dándole un movimiento ondulatorio.

No recrees todas las letras de los di√°logos

Al animar el rostro, y en particular la boca, es una buena idea tratar de no incluir todas y cada una de las letras de la palabra que el personaje est√° diciendo. Esto puede hacer que la boca se mueva demasiado r√°pido y a menudo da una apariencia err√°tica.

Si observas a las personas mientras hablan, verás que sus labios no forman físicamente cada letra, sino que lo que obtienes es un movimiento más general y orgánico que fluye a través de la oración.

Tome un simple ‘Hola’ por ejemplo. Si saludas con la boca mientras te miras en un espejo, ver√°s que tus labios forman m√°s como un H-O-A, con la lengua haciendo una breve aparici√≥n para hacer el sonido de la L.

Ant es un artista con gran experiencia en muchas √°reas del CG. Ha sido un habitual en las p√°ginas de 3D World durante muchos a√Īos y ha escrito numerosos tutoriales.

No hay comentarios

Dejar un comentario